Martes, 24 Septiembre 2019 11:46

EL ANIMERO DE ALONGUINCHO

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Aloguincho es una comunidad de 4700 habitantes localizada al norte de la provincia de Pichincha, a 2850 metros de altura y a 90 kilómetros de Quito, en la parroquia Puéllaro.

Uno de los hijos predilectos de Aloguincho es Mariano Flores, nacido en ese paraje en 1933.
Don Mariano es el uno de los últimos animeros de Pichincha, personaje propio de la serranía ecuatoriana, encargado de rezar por el descanso eterno de las almas.

Animero 1

Desde muy joven, ha servido a los pobladores de su comunidad. Un día, hace 28 años, decidió servir también a los muertos. Por ello, solicitó al párroco del lugar le conceda la respectiva autorización para ser animero.

Animero 2

"A los pobres difuntos no hay quien les haga penitencia, les rece, entonces eso ha sido mi devoción a los difuntitos sean que se haigan llevado en vida o no, pero ya cuando están sepultados son mis almitas que tengo que rezarles el momento que me acuerdo de ellas, de noche o de día". Dice don Mariano

Animero 3

Recorriendo las tumbas del cementerio de Aloguincho, el animero reza tres veces el "Padre Nuestro", el "Ave María" y el "Credo" así como "La Magnífica", para ayudar a que los muertos descansen en paz.

Animero 4

"Esto es también perdón de pecados y salvación de las almas, porque el pedido del animero es de que lleve a las almas al cielo especialmente las más necesitadas de su divina misericordia y se dice uno, las almas de nuestra mayor obligación y las almitas de todo el mundo".

Animero 5

Don Mariano es un personaje de Pichincha, de esa Pichincha ancestral, milenaria, que persiste en el tiempo y que conserva con amor el legado de sus pueblos vivos.

Visto 256 veces