Destacados

Lunes, 10 Septiembre 2018 16:02

Mujeres afrocolombianas participaron en taller

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Mujeres afrocolombianas participaron en taller Unidad de Movilidad Humana

La Prefectura de Pichincha,  a través del área de Psicología de la  Unidad de Gestión de Movilidad Humana, llevó a cabo un taller que congregó a un grupo de mujeres colombianas, afrodescendientes.


La actividad, que estuvo a cargo de Michelle Játiva, psicóloga, con el apoyo de Carlos Simba, pasante de la Universidad San Francisco de Quito, tuvo como principal objetivo generar una red de apoyo a través de la cual puedan obtener información que les permita identificar herramientas y establecer estrategias para sobrellevar la nueva realidad fuera de su país.

"Ellas han convivido con la violencia y han atravesado una larga línea de discriminación por el hecho de ser mujeres, afrodescendientes, extranjeras, refugiadas y pobres, lo que las conduce a un abismo de indefensión; y, ante esto hay que buscar estrategias que permitan superar esa problemática", explica la psicóloga.

Según la experta, la idea es que ellas mismas empiecen a generar y gestionar sus propias estrategias: ¿qué hago?, ¿cómo me organizo?, ¿a quién acudo?, ¿dónde encuentro ayuda?, etc. Y, precisamente, "una estrategia es lo que comúnmente llamamos "el boca a boca", que no es otra cosa que pasar la voz, compartir información, establecer una especie de alianza, de ayuda mutua. Mucha de esta información procede de aquellas personas que ya vivieron ese proceso".

Así mismo, se trabajó en un "mapa" de seguridad que tiene que ver con el ¿dónde me siento segura?, ¿a dónde puedo ir?, ¿en quién puedo confiar? "El pertenecer a un grupo -de por sí- ya las brinda seguridad y llegan a identificarse con otras personas".

Estas mujeres se sienten indefensas y desprotegidas porque cargan consigo un pasado de violencia. Los grupos armados, el desplazamiento y la muerte misma se volvieron cotidianos y esos temores las persiguen, incluso, después de dejar su país.

Se podría pensar que esos temores se extinguen una vez que cruzan la frontera, desafortunadamente no es así, explica. "Ellas han pasado de un tipo de violencia a otro. Atrás quedaron los grupos armados pero aquí les toca enfrentar el racismo, la xenofobia, la aporofobia, y todas esas manifestaciones de discriminación que surgen en torno a la movilidad humana".

Se vuelve indispensable, entonces, trabajar desde nosotros como sociedad para no replicar esa violencia, generando estrategias que impidan el avance de estos fenómenos sociales. "Comencemos siendo empáticos, tratando de comprender que ellas no están aquí por voluntad propia, que detrás de cada historia hay un sistema común que las condujo hacia un sendero que ellas nunca quisieron atravesar: la frontera".


Por Baby Bustamante Bustamante
Periodista de la Unidad de Movilidad Humana

Visto 103 veces